Blog > Sensibilidad dental: la gran enemiga del verano

sensibilidad dental

Sensibilidad dental: la gran enemiga del verano

Llega el tiempo de los helados, los granizados, las bebidas muy frías y nuestra vieja amiga la sensibilidad dental. Existen numerosos factores que pueden producirla, varias soluciones para combatirla y en Advance Instituto Dental sabemos cómo ayudarte.

 

¿Qué es la sensibilidad dental y por qué sucede?

Aunque la causa más conocida es el consumo de alimentos fríos y calientes o la presencia de caries, existen otros factores que influyen en la posibilidad de experimentar sensibilidad como los dientes agrietados, la erosión del esmalte o la retracción de las encías, que pueden tratarse en clínica mediante especialidades como la periodoncia o la odontología conservadora.

Bajo el esmalte se encuentra la dentina, que está formada por pequeños canales que llegan al nervio del diente. Si el esmalte, por alguna de los factores que mencionamos anteriormente, deja expuesta parte de la dentina y los tejidos blandos del diente, el estímulo viajará directo al nervio. Es por eso que al comer o beber algo frío, caliente, ácido o muy dulce, estimulamos el nervio y notamos esa molestia tan característica.

 

¿Qué podemos hacer para combatirla?

Erradicar el consumo del tipo de alimentos que nos provoca sensibilidad puede parecer un objetivo muy lógico. Sin embargo, no es fácil de conseguir. 

En el verano tendemos a consumir más helados, bebidas cargadas de alimentos ácidos o de azúcar, granizados, etc. y ¿quién le dice que no a algo así de fresquito cuando hace calor? Toma nota de estos consejos:

  • Reduce los alimentos muy azucarados, ácidos o fríos.
  • Contrarresta sus efectos ingiriendo agua o leche tras ellos.
  • Pon especial atención a tu higiene bucodental, mantén tu boca limpia y sé suave y amable cuando cepilles tus dientes.
  • Utiliza pastas con flúor, pues protege nuestros dientes de la erosión.

 

¿En qué caso debo visitar al odontólogo a causa de la sensibilidad dental?

Si a pesar de las medidas preventivas anteriores continúas experimentando molestias, debes acudir a consulta para poder tratar el problema de forma localizada y más precisa. Es posible que tu sensibilidad dental se deba a una pérdida de esmalte o a una retracción de las encías que deje la dentina expuesta. Esta puede estar provocada por bruxismo, maloclusión, piercings, periodontitis o un cepillado agresivo.


Es posible que todo esto te suene catastrófico, pero tiene solución. En Advance Instituto Dental somos especialistas en estética dental, una de las ramas de la odontología que mejor puede resolver este problema. 

Son numerosas las opciones a tu disposición para que la sensibilidad dental deje de ser una molestia. Pide cita con nuestro equipo profesional y te ayudaremos a ponerle fin.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
💬 ¿En qué podemos ayudarte?